El próximo verano
La conocí el próximo verano,
mejor no decir su nombre ..
quizás hoy esté escuchando ..

Mi alma aún estaba en boxes
y a ella le pesaban tanto
los abrazos que le dieron ninguna noche.

Dando un navajazo al tiempo,
tras tomar algunas copas ..
me jugaré un beso en su boca.
Pondré bajo llave al miedo
y comprobaré de nuevo
que los labios del pecado
abren mil veces más puertas
que los besos que no has dado.

Ella me hará alunizar
a la hora de la siesta
y yo cambiaré aquellas lunas
por canciones como esta.
Y aunque con abolladuras ..
rescataré su corazón
del cubo de la basura ..
del cubo de la basura ..

Pero ella querrá algo más
y yo nunca supe dar promesas ..
que no hay un corazón que sepa andar
cuando le golpea la exigencia.

Pero ella querrá algo más ..
algo que durara para siempre
y no sé si podré dar algo más
que un amor eterno de tres meses.

El placer pasará de largo
pero el tren de la rutina
parará para encontrarnos
a la vuelta de la esquina ..
“Yo te juro que te quiero”
sin pensar, diré un mal día ..
pero cuando miro a otras
sólo veo ocasiones perdidas.

Esto que os he contado ..
ya veis como acabará,
pero afuera nos esperan
un millón de flores más.
Y aunque con abolladuras ..
sacarán mi corazón
del cubo de la basura ..
del cubo de la basura.

Y quizás no quieran más ..
y comprendan que pedir promesas
es igual de absurdo que intentar
conquistar a una camarera.

Y quizás yo di algo más ..
todo lo que no he dado otras veces.
Y puede ser que aprenda a sumar
al amor eterno algunos meses.

La conocí el próximo verano,
mejor no decir su nombre ..
quizás hoy esté escuchando ..
Contratación y Management
Morgan Britos, S.L.
(+34) 91 541 17 32
oficina@morganbritos.net
www.morganbritos.net