Cazador de mariposas
Fui cazador de mariposas,
chicas breves que pasaban por aquí,
fue el sicario de las rosas,
el tonto que dejaba a medias al porvenir.

Fui el rival de la costumbre,
pieles nuevas, el placer por descubrir,
la obsesión de subir hasta la cumbre,
de plantar otra bandera
y bajar pronto de allí.

Pieles encendidas, carnaval de los excesos,
fueron flores de una sola vez.
Nunca agradecí lo suficiente aquellos besos,
sé que no los supe devolver.

Sé que no fui bueno, que con estas manos
destrocé a la primavera.
Sé que estaba huyendo a ninguna parte
y no dejé que me quisieran.
Sé que fui dejando mil vidas cruzadas,
cuerpos por las estaciones
y con cuatro acordes no puedo arreglar
lo que fui rompiendo entonces.

Fue mi amor propio por el suelo,
fue el deseo junto al miedo a sentir,
que dejé a a mi paso un reguero
de regalos rechazados,
corazones sin abrir.

Sé que no fui bueno, que con estas manos
destrocé a la primavera.
Sé que estaba huyendo a ninguna parte
y no dejé que me quisieran.
Sé que fui dejando mil vidas cruzadas,
cuerpos por las estaciones
y con cuatro acordes no puedo arreglar
lo que fui rompiendo entonces.
Contratación y Management
Morgan Britos, S.L.
(+34) 91 541 17 32
oficina@morganbritos.net
www.morganbritos.net